10/10/2011

¿Otro capitalismo es posible? - Pasos hacia la Economía Verde
Entre las varias recetas que el sistema capitalista analiza para salir de la crisis va cobrando fuerza la de una economía verde. Por lo general se cree que los problemas ambientales son algo que preocupa a los ecologistas exclusivamente, pero eso no es cierto, diversos sectores se han ocupado del tema ambiental en los últimos 40 años desde diferentes intereses y con distintos objetivos

¿Otro capitalismo es posible?
Pasos hacia la Economía Verde

 

 
Introducción
 
 
Cuadro de texto:

Es interesante analizar estos antecedentes para comprender lo que aparece hoy  en escena como un factor resolutorio de la crisis económica y con un apoyo internacional muy fuerte que necesariamente obliga a tomar posiciones mas allá si se cree que es una maniobra gatopardista, un maquillaje verde o si se piensa que es una oportunidad para realizar cambios importantes en el modelo de desarrollo vigente

1972 un año clave para el ambientalismo

En febrero de 1972 sucedió algo que es desconocido por mucha gente, El General Perón lanzo desde Madrid una convocatoria a defender el medio ambiente denominada “ Mensaje Ambiental a los  Pueblos y Gobiernos del Mundo”, un premonitorio documento  dondedefine las causas  y consecuencias de la crisis ambiental , advierte sobre las consecuencias de perseverar en ese sistema de consumismo ,  introduce la solución política a los problemas ambientales y vincula la necesidad del cambio ambiental con el cambio imprescindible de la conciencia

 
.
En  marzo de 1972 el Club de Roma, una asociación privada compuesta por empresarios, científicos y políticos, publico un trabajo que había encargado   a un grupo de investigadores del Massachusetts  Institute of Technology bajo la dirección del profesor Dennis L.  Meadows,  un estudio sobre las tendencias y los  problemas económicos que amenazan a la sociedad global
 
Cuadro de texto:

La publicación  tenía por titulo "Los  Límites del Crecimiento" y la conclusión de la investigación decía: Si se mantienen las tendencias actuales de crecimiento de la población mundial,  industrialización, contaminación  ambiental, producción de alimentos y  agotamiento de los recursos, este planeta  alcanzará los límites de su crecimiento en  el curso de los próximos cien años. El resultado más probable sería un súbito e incontrolable descenso tanto de la población como de la capacidad industrial
Tras 1975 y la crisis del petróleo, y en sintonía con esta investigación, se extendió en determinados ámbitos la especie de un neomaltusianismo, una ideología que pone en tela de juicio la posibilidad de la tierra de dar de sí para sostener a la humanidad y la necesidad de ejercer un férreo control de la natalidad

En Junio de 1972 tuvo lugar en Estocolmo, Suecia, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, bajo la presidencia del ministro de Agricultura sueco, Ingemund Bengtsson. Fue en este evento, influido por el informe del Club de Roma, la primera vez que a escala mundial se manifestó la preocupación por la problemática ambiental global. Los debates de la Conferencia fueron precedidos por la publicación de un informe elaborado por más de 100 científicos de todo el mundo, cuyo texto final se debió a René Dubos y Barbara Ward, titulado “Una sola Tierra: El cuidado y conservación de un pequeño planeta”. en el mismo se plantea:
1- Que es  evidente que los recursos del planeta no son lo suficientemente abundantes como para permitir que toda la humanidad tenga el mismo nivel de desarrollo económico.
2- Por lo tanto  es necesario tomar medidas de carácter conservacionista
De este cónclave surgió la Declaración de Estocolmo. También, introdujo en la agenda política internacional la dimensión ambiental como condicionante y limitante del modelo tradicional de crecimiento económico y del uso de los recursos naturales.
El cuarto principio de esta declaración establece que :
el hombre tiene la responsabilidad especial de preservar y administrar juiciosamente el patrimonio de la flora y la fauna silvestres y su hábitat que se encuentren actualmente en peligro por una combinación de factores adversos”.
A partir de ese momento lo ambiental se convirtió en un componente imprescindible en el discurso de todos  los jefes de estado más allá de lo contradictorio de sus políticas
El mundo empresario tampoco fue ajeno al tema, así las transnacionales más contaminadoras iniciaron un proceso de abundante financiamiento  a los organismos  de la ONU vinculados a la protección del medio ambiente

Si bien desde esos tiempos  hubo acuerdo en todo el mundo sobre lo limitado de las materias primas y los problemas que ha de traería  su creciente escases, no sucedía ni sucede  lo mismo cuando se evalúa la forma de resolver el problema,  hoy mas agudizado por el cambio climático.
La necesidad de solucionar el problema a generado a  través del tiempo  diferentes propuestas, algunas ponen el acento en la reducción de la población, otras en la reducción del consumo,hay propuestas que ponen el acento  en la optimización de los recursos con los aportes de la tecnología, y otras  el desarrollo sustentable y sus diferentes interpretaciones. Pero al llegar el siglo XXI se instala con fuerza una propuesta que aparentemente podria  dar respuesta a los problemas ambientales con un carácter mas totalizador al cual han denominado Economía Verde  y que intentaremos analizar

 

El verdadero debate  ¿faltan recursos o sobra población?

A partir de Estocolmo una vez puesto sobre el tapete el problema del medio ambiente vinculado con los recursos y el crecimiento se van generando propuestas de los distintos sectores que con diferencias muchas veces no explicitas tienen como eje la idea sugerida en el documento del Club de Roma y que aparece crudamente en un documento reservado del año 1974, hoy desclasificado. El informe encargado por Henry Kissinger Consejero de Seguridad Nacional del Presidente de EEUU donde se plantea que el problema no son los Estados ricos sino los países pobres.

«No sabemos si el desarrollo técnico permitirá alimentar a 8.000 millones de personas, y mucho menos a 12.000 millones en el siglo 21. No podemos estar completamente seguros de que en la próxima década no aparezcan cambios climáticos que creen considerables

 
Cuadro de texto:
dificultades para la alimentación de una población que sigue creciendo, especialmente en los países en vías de desarrollo que viven en condiciones cada vez más marginales y vulnerables. 
Existe en definitiva una posibilidad de que el desarrollo de hoy se dirija hacia condiciones maltusianas en numerosas regiones del mundo»

Sobre esa base, neomalthusiana Washington decide condicionar la ayuda destinada al desarrollo económico del Tercer Mundo a la aplicación de programas para el control de los nacimientos
Susan George, filósofa, doctora en ciencias políticas, y vicepresidente de la Asociación de Ayuda al Ciudadano (ATTAC), se vale de la ficción para desnudar— dice— un sistema global hecho a la medida de las multinacionales, en un  libro “El informe Lugano” escrito en 1999.
 
El informe pone énfasis en recomendar a los gobernantes estrategias enérgicas de gestión de la población. Si bien es una ficción se basa en muchos datos reales y en la idea vigente de un neomalthusianismo

Leer más en:

Neomaltusianismo.

 
Las cumbres de la tierra y las cumbres climáticas espacios de confrontación de los modelos de desarrollo
 
Cuadro de texto:

En el año 1973 las Naciones Unidas aprueban la creación  del Programa para el Medio Ambiente (PNUMA). Y se realiza en el año 1992 la segunda  Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y el Desarrollo, también conocida como la Cumbre de la Tierra,  en Río de Janeiro.

En la Conferencia de 1992 –en Río- se adopta el Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, declaración de principios que entra en vigor el 21 de marzo de 1994.

Por otra parte comienzan a organizarse anualmente la denominada Conferencia de las Partes, conocidas como COP; esta reunión anual tiene como objetivo establecer acciones que lleven a evitar el aumento del calentamiento global. La primera reunión se realizó en 1995 y la última fue realizada en Cancún (México)  - COP16-  en diciembre de 2010.
Actualmente está en curso de preparación la COP 17 que se realizará en noviembre de este año en Durban (Sudáfrica) y que será preparatoria de la agenda de ña Cumbre de la Tierra Río + 20 del año próximo.

En el año 1973 las Naciones Unidas aprueban la creación  del Programa para el Medio Ambiente (PNUMA). Y se realiza en el año 1992 la segunda  Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y el Desarrollo, también conocida como la Cumbre de la Tierra,  en Río de Janeiro.

En la Conferencia de 1992 –en Río- se adopta el Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, declaración de principios que entra en vigor el 21 de marzo de 1994.
Por otra parte comienzan a organizarse anualmente la denominada Conferencia de las Partes, conocidas como COP; esta reunión anual tiene como objetivo establecer acciones que lleven a evitar el aumento del calentamiento global. La primera reunión se realizó en 1995 y la última fue realizada en Cancún (México)  - COP16-  en diciembre de 2010.

 

Actualmente está en curso de preparación la COP 17 que se realizará en noviembre de este año en Durban (Sudáfrica) y que será preparatoria de la agenda de ña Cumbre de la Tierra Río + 20 del año próximo.

Leer más en:

Las Cumbres de la Tierra.

 

El eje de las disputas


Para los países en desarrollo, los Estados tienen que adoptar leyes que garanticen el acceso de todos a los bienes comunes.

Para los neo-liberales, por el contrario, los Estados deben desregular (o sea, eliminar leyes) para garantizar el total acceso de las transnacionales a los recursos naturales

Leer más en:

Las cumbres del Cambio Climático.

 

La producción de miedo globalizada


Si bien la problemática ambiental es de preocupación por los gobiernos desde 1972 es a partir del 2005 cuando en forma orquestada se inicia una campaña con un mensaje inquietante: “la tierra esta en peligro, la causa es el efecto invernadero, el CO2, y queda poco tiempo para actuar, si no se hace algo sobrevendrán catástrofes terribles y puede desaparecer la civilización humana al igual que desaparecieron los dinosaurios”.
Uno de los iniciadores de esa campaña fue Al Gore con una película que llevaba  el título de: Una Verdad Incómoda presentado en el Festival de Cannes de 2006, documental que le valió a Gore el premio Nóbel de la Paz correspondiente al año 2007.

Cuadro de texto:

Al Gore es un especialista de la manipulación de las masas. Fue el organizador, a fines del siglo 20, de la campaña de alarmismo milenarista vinculada al llamado «error informático del año 2000».

Hoy vemos con claridad cual era el propósito de esa campaña de “ la Verdad Incomoda” que tomaba muchos datos ciertos y los orquestaba, se trataba de  utilizar el calentamiento climático para avanzar hacia objetivos bien precisos:

“Instalar en la conciencia de la gente la preocupación por el problema climático y direccionar la solución hacia las propuestas ya diseñadas por sectores cuyo objetivo es ganar dinero con la crisis climática”
 
La Filosofía del capitalismo verde
 
Sorprende que los que ahora proponen una economía verde, un desarrollo sustentable son los que hasta ahora han apostado justamente al desarrollo insustentable (que ahora llaman economía marrón) También sorprende que imaginan seguir con una  economía destructora de recursos y, al mismo tiempo, crear tecnologías que puedan resolver las consecuencias y evitar el desastre que se ha anunciado.
Cuadro de texto:
Esto parece absurdo a primera vista, pero no aparecerá así para el ciudadano común ya  los pensadores de este cambio  han trabajado duramente para ofrecer un producto comprable por la mayoría de los habitantes de este planeta.
 

¿Cuales son los fundamentos?

Un argumento que sintetiza esta propuesta dice: “La Tierra sólo se salvará si su conservación resulta más rentable que su destrucción”
Hay que recordar que lucrar con los bienes naturales es un viejo anhelo del sistema capitalista. En esa dirección desde hace varios años, el Acuerdo General sobre la comercialización de servicios (AGCS) de la Organización Mundial de Comercio (OMC) clasifica todas las funciones de la biodiversidad genética y los conocimientos tradicionales de las culturas indígenas como “servicios ambientales” susceptibles de ser valorizados.
Según el PNUMA (Programa de naciones Unidas para el Medio Ambiente), los impulsores de esta idea, “el pago por servicios ambientales” (por ejemplo el mantenimiento de un bosque para proveer agua o la reforestación de zonas degradadas para capturar el CO2, entre otras iniciativas) “contribuye a la creación de trabajos verdes y hace posible la diversificación de ingresos de la población rural”.
El presidente del grupo del Banco Mundial Robert B. Zoellick dice en una de sus declaraciones sobre el tema: “La riqueza natural de las naciones debe ser un bien de capital valorado en combinación con su capital financiero, capital manufacturado y el capital humano. Las cuentas nacionales deben reflejar los servicios vitales de almacenamiento de carbono que proporcionan los bosques y los valores de protección de la costa que proceden de los arrecifes de coral y los manglares”
Pavan Sukhdev, director de la iniciativa TEEB (un programa de Naciones Unidas sobre Economía Verde) y a la vez responsable de negocios internacionales del Deutsche Bank Servicios. Dijo: Si los ecosistemas proveen servicios esenciales para el bienestar humano, ¿por qué no pagar por ellos?,
La lógica que domina esta propuesta de Economía Verde es de  que “sólo se conserva lo que cuesta” por lo que es necesario  “intensificar” la valoración económica de todos los bienes naturales, incluida la propia vida, como una nueva clase de “activos” financieros con valor monetario

El retorno de los privatistas o  el mundo al revés

Esta ofensiva del sistema capitalista por una economía verde viene a recrear peligrosamente  propuestas privatizadoras duramente cuestionadas y que considerábamos como el pasado,  pero que  ahora se presentan hábilmente maquilladas y con un soporte importante : el riesgo de la vida del planeta y la necesidad de tomar medidas con urgencia
El riesgo habilita  la figura de una situación de excepción algo a  lo que ya nos han acostumbrado los norteamericanos, situación a partir de la cual se suspenden derechos, se invaden países, se tortura y ahora …se lanza el Capitalismo Verde.

Los argumentos de los privatistas  de la naturaleza:

  • La contaminación se extendió porque el sistema judicial dejo de proteger estrictamente los derechos de la propiedad de aquellos que podrían verse afectados por la contaminación de otros
  • Es un error sostener todavía que el Estado es el mejor protector de los recursos naturales.
  • Los pobres resultados ecológicos alcanzados se deben a la mala gestión de los bienes de dominio publico por parte del estado y a las dificultades que se han puesto para que funcione libremente el mercado.
  • Hay que conciliar el mercado y la ecología.
  • El verdadero peligro no es tanto el recalentamiento del planeta sino que los políticos adopten medidas anti crecimiento y anti energía.
  • En el problema de la contaminación el enfoque económico se centrara en como extender los derechos de la propiedad privada sobre la atmósfera y como se protegerán estos derechos en el marco relativamente débil del derecho internacional.
  • “La política climática ya no tiene nada que ver con la protección del ambiente, con problemas como la deforestación o el agujero de ozono. La cumbre del clima en Cancún es realmente una cumbre económica donde se negociará la distribución de los recursos naturales del mundo...”, sentenció el vicepresidente del Grupo de Trabajo III del IPCC Ottmar Edenhofer en una entrevista con Neue Zürcher Zeitung el 14 de noviembre de 2010.

Un caso paradigmático: el mercado y los elefantes

 Esto que parece el titulo de un cuento es una muestra del razonamiento privatizador que anima la economía verde.
Es conocido como la matanza de elefantes para obtener marfil de sus colmillos hizo que los gobiernos de países donde habitaban prohiban su caza. y la comercialización de colmillos. Los defensores del mercado cuestionan esta medida, que resuelve el problema por la eliminación de la comercialización del producto y dicen  : “que si hay demanda en el mercado es un pecado eliminar el comercio, debería hacerse todo lo contrario, promoverse, privatizando los elefantes los cual llevaría a ponerlos en una situación similar al ganado vacuno y que lleva a esforzarse a los propietarios a invertir en su mantenimiento y reproducción permanente ya que no podrían permitir la extinción de un bien que les provee ganancias”

 

Las características del Nuevo Pacto Verde Mundial - New Deal Verde-
 
Cuadro de texto:
Nuevo Pacto (new deal) fue el nombre dado por el presidente estadounidense F.D. Roosevelt a un conjunto de políticas sociales y económicas editado en 1933-1935. Incluían medidas de seguridad social y creación de empleos, tales  como inversiones estatales masivas en infraestructura y la imposición de regulación más estricta sobre el sector financiero. El Pacto, que daba a los trabajadores mas libertad de organización a fin de exigir y lograr salarios mas altos, tenia el objetivo inmediato de ofrecer alivio a las masas empobrecidas de la Grande Depresión, y empezar a sacar el país del descenso económico.

De hecho, fue principalmente como consecuencia de la presión de los trabajadores y otros movimientos sociales que industrialistas y políticos se vieron forzados a aprobar este tipo de políticas progresistas
Muy diferente ha sido la génesis de este New Deal Verde impulsado desde los organismos internacionales “para salvar al capitalismo de si mismo”

 ¿Cuál es la propuesta?


El PNUMA Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en respuesta a la crisis económica y financiera, convocó a un “Nuevo Pacto Verde Mundial” para revivir la economía global y elevar el empleo. Simultáneamente busca acelerar la pelea en contra del cambio climático, la degradación del medio ambiente y la pobreza.
El PNUMA recomienda el uso de una porción significante de 3 billones de dólares en paquetes que estimularan la economía y serán invertidos en cinco áreas críticas:
 
Incrementar la eficiencia de energía de edificios nuevos y antiguos,

  • Conllevar a la transición hacia energías renovables como solar, viento, geotérmico y de biomasa;
  • Incrementar las resistencia sobre el transporte sostenible incluyendo vehículos híbridos, rieles de alta velocidad y sistemas de bus rápido;
  • Fomentar la infraestructura ecológica del planeta, incluyendo ambientes de agua dulce, bosques, suelos y arrecifes corales
  • Apoyar la agricultura sostenible, incluyendo la producción orgánica

Estas inversiones se harían en 10 sectores claves:

  • agricultura, construcción, energía, pesca, forestal, manufactura, turismo, transporte, agua y gestión de los desperdicios

El Nuevo Pacto Verde del PNUMA también convoca un amplio rango de medidas específicas que buscan apoyar a países pobres a alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y reverdecer sus economías. Estos incluyen, desde reformas de subsidios de combustibles fósiles hasta la industria pesquera, y el reverdecimiento de otras ayudas orientadas al desarrollo tales como una expansión de esquemas de microcrédito para energía limpia
Un resumen político resaltando estas recomendaciones, fue preparado con la consulta hecha a 20 agencias de la ONU y a organizaciones intergubernamentales y compartidas con miembros del G20, reunidos en Abril del 2009. El resumen informa sobre la cantidad actual de inversiones verdes incluidas en los paquetes, para que estimulen financieramente la economía nacional de un grupo selecto de países; la tasa de egresos en inversiones verdes; y el progreso en las reformas políticas domésticas requeridas para insertar estas inversiones en una transición de un período largo hacia una economía verde.
El resumen concluye que se necesita hacer mucho más, e impulsa a los gobiernos del G20 a invertir 750 mil millones de los 2.5 billones de dólares del paquete de estímulo (cerca del 1 por ciento del PBI mundial) para la generación de una economía verde – una que reduce la dependencia del carbono, enfrenta a la pobreza y genera empleos decentes y de buena calidad, mantiene y restaura los ecosistemas naturales y se orienta hacia el consumo sostenible

La arquitectura verde de los organizadores del futuro

Una alianza de países desarrollados, transnacionales, instituciones financieras internacionales (IFIs) como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), organizaciones no gubernamentales (ONGs), Organizaciones sindicales internacionales y agencias de Naciones Unidas es la que promociona la economía verde como principal herramienta de lucha contra la crisis ecológica y el cambio climático. Se trata de una verdadera  ofensiva del “capitalismo verde”.

No es nuevo este accionar de algunos organismos internacionales como la OMC y el Banco Mundial que vienen promoviendo desde hace muchos años la privatización del planeta y la liberalización del comercio.

Leer más en:

Organismos Internacionales.

 
Los encuentros internacionales como los del Foro de Davos, el G20 el G8+5 y el Foro mundial del agua son los escenarios donde el capitalismo genera el consenso para luego impulsar políticas en todo el orbe.

Leer más en:

Los Foros internacionales.

 
Esas políticas se expresan en diversos proyectos y programas de Naciones Unidas y de organismos privados que se institucionalizan en las Cumbres organizadas por Naciones Unidas sobre Cambio Climático y Cumbres de la Tierra

Leer más en:

Proyectos y Programas del capitalismo verde.

 
La tecnología es la herramienta  fundamental promovida por estos programas y abarca desde elementos ya en uso como las semillas transgénicas hasta proyectos faraónicos como la geoingeniería ahora demorado por la presión internacional

Leer más en:

Herramientas Tecnológicas.

 
Las organizaciones sociales merecen todo un capitulo aunque aquí solo trataremos brevemente. El problema mayor es la aparición en ese espacio de organizaciones ambientalistas y de desarrollo, promovidas o cooptadas por las empresas transnacionales, por fundaciones que actúan como mandatarias de las mismas o por agencias gubernamentales que defienden políticas de seguridad nacional, o el mismo Banco Mundial que tratan de sumar adeptos a sus propuestas.
El algunos casos se mezclan ideales de preservación de la naturaleza y la ecología humana con el aprovechamiento de los intereses ocultos detrás del marketing ambiental de los grandes intereses económicos que  están diseñando redituables negocios verdes.

Leer más en:

Organizaciones Sociales.

 
Los que  resisten al ambientalismo de mercado

No todos se han sumado alegremente a la propuesta de la economía verde ya en el 2010 luego del fracaso de la cumbre de Copenhague en el mes de abril se efectuó en Cochabamba-Bolivia la cumbre de los pueblos sobre el cambio climático, evento que reunió a miles de personas provenientes de diversas partes del mundo, siendo expresión de las múltiples miradas, enfoques y prácticas sobre el vínculo hombre-naturaleza, pero en esta oportunidad histórica con una clara postura anti-imperialista y anti-capitalista recogida en la consigna: Cambiemos el Sistema, no el Clima .
Allí se expresaron en los documentos que:

Una de las causas estructurales del cambio climático se remite a la  naturaleza del régimen capitalista como producción generalizada de mercancías, que tiene como móvil esencial la búsqueda de la máxima ganancia, el lucro”

“El sistema capitalista nos ha impuesto una lógica de Progreso y crecimiento ilimitado. Este régimen de producción y consumo, se guía por la búsqueda de la maximización de la ganancia, obviando por completo las implicaciones de un patrón de crecimiento sin fin en un planeta finito. Este patrón civilizatorio ha separado al ser humano de la naturaleza, estableciendo una lógica de dominación sobre ésta, conduciendo a la destrucción de la misma.”

“Este modelo de desarrollo capitalista ha creado sociedades y formas de vida incompatibles con la naturaleza. La Madre Tierra es asumida como una fuente de materias primas y los seres humanos como medios de producción y consumidores. Para este sistema, la lógica de la vida es la competencia y la sed de ganancia sin límites. El sistema capitalista convierte todo en mercancía: el agua, la tierra, el genoma humano, las culturas ancestrales, la biodiversidad, la justicia, la ética, la muerte y la vida misma; negando el carácter sagrado de la naturaleza, todo debe ser extraído, transformado y consumido. Con ello se rompe la relación espiritual de los pueblos con la Madre Tierra.”

Hoy en día el propio "cambio climático" se ha convertido en un negocio para el sistema capitalista; los gobiernos de los países llamados “desarrollados”, están promoviendo las reformas “verdes” del sistema. Estos mecanismos de innovación tecnológica están dirigidos a la creación de nuevas fuentes de inversión y de negocio, bajo el pretexto de que será la tecnología la que permitirá resolver el cambio climático, cuando lo que hacen es agudizar los problemas que confrontamos.

Cuadro de texto:
Meses después representantes de los gobiernos del ALBA emitieron un documento denominado “La naturaleza no tiene precio”. Ministras y Ministros, y Autoridades del Comité Ministerial de Defensa de la Naturaleza del Estado Plurinacional de Bolivia, República de Cuba, República del Ecuador, República de Nicaragua, y la República Bolivariana de Venezuela, miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos” (ALBA – TCP), reunidos en la ciudad de La Paz,
Estado Plurinacional de Bolivia, del 3 al 5 de noviembre de 2010  expresan en ese documento su contundente rechazo a la privatización, monetarización y mercantilización de la naturaleza..

Leer más en:

La naturaleza no tiene precio

 

Pablo Solón Embajador de Bolivia ante las Naciones Unidas aseveró que este capitalismo verde con nueva envoltura es una distracción de los temas y compromisos reales que deben discutirse en rio+20 para lograr el desarrollo sostenible. Advirtió que las nuevas formas de comercialización y especulación que se están proponiendo agudizarán la devastación de la naturaleza y perpetuarán las injusticias actuales. Los pueblos indígenas y los movimientos por la justicia ambiental que luchan contra el acaparamiento de tierras promovido por los esquemas redd+ están en alerta porque el mismo enfoque de mercantilización se extenderá ahora a los suelos, los océanos y más. Silvia Ribeiro, activista uruguaya, señala: “en medio de la más grande crisis financiera de la historia, los mismos banqueros que no pueden resolver sus crisis especulativas aseguran que pueden manejar el planeta. No les creemos para nada.”

El movimiento obrero y la posibilidad de pleno empleo Verde

 
Cuadro de texto:
La posibilidad de una producción limpia que no afecte el medio ambiente, las poblaciones cercanas, y por supuesto  a los trabajadores que producen y sumado a todo esto no solo se mantengan los puestos de trabajo existentes sino que se aumenten el numero de empleos es una aspiración y un reclamo del movimiento obrero y de muchos sectores vinculados al tema ambiental. Desde hace tiempo se ha planteado que esto era posible y que solo era necesario la voluntad política para hacerlo e inversión.

Ante estos reclamos la respuesta empresarial ha sido siempre la misma: incorporar esos cambios daría como resultado reducción de salarios, de puestos de trabajo o el cierre de la empresa. Este mecanismo extorsivo ante las demandas ambientales ha sido hasta ahora el común denominador. Para el establishment empresarial el desarrollo productivo estaba indisolublemente ligado a la contaminación.
Hoy parece que las cosas han cambiado.
Se puede pensar que la crisis del sistema ha operado de forma tal que los empresarios están modificando su forma de pensar y vean una forma de superar la crisis apostando a la Economía verde, lo que es difícil de creer es que sea una oportunidad en la que ganen todos.
El sindicalismo internacional representado por la CSI ven en esta propuesta una oportunidad para generar cambios, han asumido la propuesta y tratan de darle un contenido diferente  al que impulsan los ideólogos empresariales.
Planteado así no es muy distinto a una negociación sindical  donde cada una  de las partes trata de avanzar lo más posible con sus propuestas.

La duda en este caso es la que puede aparecer frente a cualquier negociación tradicional ¿que fuerza tiene el sindicalismo para lograr avances importantes en esta negociación frente a esta importante estructuración que ha diseñado el capitalismo verde?
Las propuestas y los documentos producidos por la CSI son muy interesantes, sin entrar en detalles sobre su contenido la única critica que podría hacerse es que toda esta temática de economía verde al menos en Argentina es desconocida por la mayoría de los dirigentes sindicales. Esto nos lleva a pensar sobre cuales habrán sido  los mecanismos participativos que se utilizaron para la elaboración de esta propuesta tan importante

Que es lo que propones la CSI?

El sindicalismo internacional ha analizado y participado del proceso de gestación de la economía verde a través de los distintos foros internacionales y las cumbres climáticas. En dichas cumbres ha incorporado el concepto de transición justa.

La Secretaria General de la CSI Sharan Burrow.  Dice: uno de los retos es garantizar una transición justa que conduzca a una transformación en todos los sectores de la economía y nos lleve hacia los empleos decentes y sostenibles del día de mañana. A pesar del fuerte crecimiento económico que ha generado millones de empleos nuevos desde principios de la década de 1990, la desigualdad del ingreso ha crecido de manera espectacular en la mayoría de las regiones del mundo y se espera que se incremente con la crisis financiera mundial y el aumento del precio de los alimentos y la energía.
A menos que los responsables de políticas promuevan un cambio de enfoque, millones de personas que no han gozado de los beneficios del crecimiento reciente van a cargar con buena parte del costo de la crisis económica. La transición hacia una economía verde y justa presenta una buena oportunidad para cambiar la agenda mundial, centrarla en el logro de la equidad social, y así reducir y superar la pobreza.

El movimiento sindical internacional, analizando los factores que impiden y que facilitan el logro de la sostenibilidad, ha propuesto tres aspectos fundamentales sobre los que reflexionar y avanzar:

  1. Nuevas políticas fiscales e impositivas, que impulsen una mejor distribución de la riqueza económica y medioambiental en nuestras sociedades.
  2. Protección social, que asegure que los ciudadanos comparten los riesgos de manera justa y que pueden hacer frente con dignidad a los desafíos que se avecinan, como el cambio climático o la crisis económica;
  3. Empleos verdes y Trabajo Decente, a través de los cuales la economía verde puede asegurar el camino hacia el desarrollo sostenible, ayudando a las personas trabajadoras a salir de la pobreza y asegurándoles a ellas, a sus familias y a las generaciones futuras medios de vida dignos en un medio ambiente protegido, a la vez que se a borda la necesidad de asegurar una Transición Justa para todos los sectores de la economía.
 

Leer más en:

Empleos Verdes

Está claro que debemos avanzar hacia una economía baja en carbono y el uso eficiente de los recursos naturales, una economía que prioriza el uso de energía renovable, que tenga en cuenta el ciclo de vida de los productos, que protege y restaura los ecosistemas, que distribuye mejor los costos ambientales y los beneficios.
Es igualmente evidente que para una economía verde como una oportunidad real para poner fin a las injusticias actuales debe estar en consonancia con el marco más amplio del desarrollo sostenible.... es decir, debe ser consistente con los aspectos sociales y políticos de la sostenibilidad, garantizar una transición justa para todos.
La transición hacia una economía verde no va a suceder durante la noche y tampoco oportunidades de trabajo decente se creará automáticamente. Como sociedad, y que las organizaciones sindicales, tenemos que defender e impulsar los cambios en la dirección deseada.

 Acciones propuestas

  • Apoyar la participación de las organizaciones sindicales en los debates internacionales, como los preparativos para la Cumbre de Río + 20.
  • Contribuir a la formación de las organizaciones sindicales sobre el Desarrollo Sostenible y las cuestiones de la Economía Verde, a través de sus  programas con el PNUMA y la OIT
  • Promover el diálogo entre los interlocutores sociales (gobiernos y empresarios) y con los movimientos sociales para avanzar hacia un modelo diferente. Empezamos 2011 mediante la celebración del "Diálogo de Madrid".

Leer más en:

Dialogo de Madrid
Diálogo de Madrid - miembros

 
La economía ecológica , la verdadera economía verde
 
Cuadro de texto:  Esta nueva economía debiera redistribuir las riquezas desde el norte hacia el sur, desde los países desarrollados a los más pobres. Además, debería medir la prosperidad de una sociedad no en términos de cantidad de mercancía producida, sino por sus métodos de producción que cuiden del medio ambiente, protejan la salud humana y el florecimiento -que no la extinción- de diversas formas de vida.
Petra Kelly, cofundadora de Die Grünen (Partido Verde alemán) fue una activista ecológica, pacifista-Por un futuro alternativo- cap.2
 

Decimos que la Economía Ecológica es la verdadera economía verde para establecer una diferencia con la propuesta de Economía Verde que propone el capitalismo. En los próximos tiempos será difícil diferenciarse ya que cuando se hable de economía verde en los diferentes medios se estará hablando del Capitalismo Verde que solo pretende darle valor monetario a los recursos y a los servicios ambientales para privatizar y mercantilizar la naturaleza

La economía ecológica no es una nueva disciplina, ni tan sólo una rama de la economía, sino un nuevo campo de estudio interdisciplinario, que centra su atención en la sustentabilidad. De hecho es la ciencia de la sustentabilidad, entendiendo como tal el mantenimiento de los elementos de la naturaleza que son críticos para la economía humana. La economía ecológica, a la que quizá deberíamos denominar ecología humana, ofrece una crítica a la economía convencional y aporta instrumentos propios para explicar y juzgar el impacto humano sobre el ambiente

La Economía Ecológica parte de la idea de que el ser humano puede vivir de una manera sustentable con las demás especies y recursos naturales que el planeta ofrece. Específicamente critica y pone en cuestiona el modelo actual de desarrollo y condena la economía clásica que piensa en modelos cerrados y en términos únicamente lucrativos sin importar el bienestar y el respeto hacia otras especies.

Parte de la idea de que no todo puede ser regulado por el mercado, no se puede dejar a la "mano invisible" que también regule recursos vitales como lo son el agua, el aire. Es necesario un equilibrio que radique en la capacidad de los seres humanos para vivir dentro de los límites ambientales que la Tierra ofrece.

Uno de los temas que con mayor amplitud se mencionan dentro de la economía ecológica es la Justicia Climática, partiendo de la idea de que los costos y beneficios de la conservación están dirigidos de tal manera que son las personas con bajos recursos quienes están pagando las consecuencias de la crisis ambiental. Es decir que los problemas ambientales son producto de una desigualdad en la apropiación de los recursos (economía ecológica) y también desigualdad en la toma de decisiones (ecología política)

 

Los pueblos originarios y la economía ecológica

La crisis a la que nos ha llevado este sistema nos lleva a analizar prácticas ancestrales como la de los pueblos originarios cuya cosmovisión coincide con los descubrimientos de las ciencias modernas.
En relación a lo ambiental podríamos decir que son verdaderos ecologistas y lo expresan en su forma de vida. Deberíamos reconocer la necesidad de utilizar los conocimientos científicos pero  también el conocimiento tradicional de los pueblos indígenas como un aporte fundamental para la solución del problema ambiental

Los pueblos originarios  conciben a la naturaleza con parte de su ser y esencia y se niegan a adoptar la lógica de la explotación y el usufructo económico. Antes de que se conociera el término "sustentable", los indígenas convivían con su entorno sin destruirlo y hoy luchan para seguir viviendo de esa forma. Para eso se organizan fronteras adentro y afuera y denuncian atropellos de los gobiernos y las multinacionales
"Los pueblos indígenas (cualesquiera que sean) tienen una cosmovisión en la que el hombre es un ser más entre otros de la naturaleza y, en cambio, la cultura occidental es eminentemente antropocéntrica, concibe al hombre como centro de la naturaleza y su tarea es dominar todas las cosas
Los pueblos originarios se sienten  hijos de la tierra, que para ellos es sagrada, no se sienten dueños de la tierra sino parte de ella,  no la quieren  para explotarla sino para convivir con ella, para trabajar cuidando la naturaleza con un desarrollo equilibrado para el bienestar común
Según ellos, la diferencia más visible que tiene esa lógica con su cosmovisión es que concibe a la naturaleza como un recurso explotable del que se puede sacar rédito económico.

 
La agenda internacional y las decisiones que marcaran el rumbo del mundo
 
Cuadro de texto:  Cuadro de texto:
 

Diversos indicadores socio-políticos permiten anticipar que la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible que la ONU realizará en Brasil en 2012 bajo la denominación Río+20, ofrecerá netas confrontaciones teóricas entre los países industrializados y los movimientos sociales del mundo en desarrollo.
Concebida para evaluar las dos décadas transcurridas desde la conferencia mundial ECO 92 que produjo dos convenios internacionales, uno sobre cambios climáticos y otro sobre diversidad biológica, además de un atascado Plan de Acción denominado Agenda 21, los más recientes posicionamientos sobre el nuevo evento ponen en evidencia inequívocos núcleos de confrontación. la Convención sobre el Clima, el Convenio sobre Diversidad Biológica, la Comisión para el Desarrollo Sostenible, el Principio de Precaución, una larga y ambiciosa lista de promesas conocida como Programa 21, la Declaración sobre los Bosques y mucho más

Los promotores publicarán un "documento centrado en la política" aludiendo directamente a la transición hacia una "economía verde" global, y la reforma de las instituciones internacionales responsables del desarrollo sostenible. Esta segunda reforma podría significar la reestructuración de todo, desde el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo a los 500 diferentes tratados multilaterales ambientales y acuerdos actualmente vigentes. Estos tratados cubren tóxicos, químicos, conservación de los océanos, biodiversidad, desertificación, cambio climático, agotamiento del ozono, protección de los bosques y más.
Rio+20 es una oportunidad para que quienes diseñan las políticas públicas y toman las decisiones hagan el recuento de las equivocaciones cometidas en los últimos 20 años y planeen los próximos 20 de manera inteligente. Pero es posible que lejos de alumbrar  un plan para salvar la Tierra, lo que podría resultar de la cumbre tal vez sea un acuerdo para entregar el planeta y su vida a un puñado de banqueros e ingenieros —un arreglo que terminaría de arrojar por la borda las promesas de la primera cumbre de Río. Ya están creciendo las tensiones entre los países del sur y los del norte en torno al concepto muy pobremente definido de una “economía verde" global que será la pieza central en los debates de la cumbre
 El énfasis lo pondrán en un “esfuerzo futuro” para establecer nuevos arreglos financieros basados en los llamados “servicios ambientales” mientras liberan fondos para las “tecnologías verdes”
Estamos a 10 meses de la cumbre de Rio un tiempo escaso pero suficiente para promover un debate sobre los compromisos de Rio 92 y la Economía Verde que aparece como un caballo de Troya que con apariencia ecológica lleva adentro los ya conocidos elementos destructores que estamos sufriendo.


Algunas conclusiones, preguntas  e ideas para la discusión

  1. Seria ingenuo y peligroso creer que este cambio hacia una economía verde surge por las luchas de los trabajadores explotados o los movimientos antiglobalización, tal vez la definición mas acertada es que la economía verde “es una propuesta del capitalismo en defensa de si mismo”
  2. Esta propuesta con una planificación muy acabada ha conjugado a organismos internacionales, empresas , organizaciones sociales y países lo cual hace muy probable que sea puesta en practica a corto plazo.
  3. La idea que repiten los promotores de esta propuesta es que “ganaran todos” los trabajadores, el medio ambiente, la población en general, la flora, la fauna y los capitalistas. ¿Podemos creer esto o   terminará siendo como es tradicional  que habrá ganadores y perdedores y como es habitual en el sistema capitalista ganaran los que mas tienen?
  4. Es ya común que la fuerza aplicada por el sistema capitalista haga que la mayoría se sume sin discusión y algunos simplemente resistan tratando de conservar sus espacios.
  5. En este caso el apoyo de algunas organizaciones sociales en forma entusiasta complicara aun más la difícil posición de los que se opongan.
  6. Entre la integración a la propuesta y la total resistencia aparece una tercera posición; la de quienes han optado por aceptarla críticamente y tratar de impulsar cambios en la misma o reducir el daño previsto, actuando  desde adentro.
  7. En el aspecto del juego institucional los únicos países opositores son el grupo del ALBA por lo cual se debería promover la suma de otros gobiernos para generar un polo opositor (UNASUR) (MERCOSUR) en las próximas cumbres  del Cambio Climático (COP 17 en Durban, Sudáfrica 2011)   y en la Cumbre del Agua en Marsella (Francia), y la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, estas últimas en el 2012.
  8. Sobre la Economía Verde salvo los promotores, las ONG ambientalistas y anti globalizantes y una elite del sindicalismo internacional el resto de la población del mundo nada sabe, por lo que es indispensable dar a conocer  esta propuesta en todos sus aspectos porque sino luego se escuchara una sola versión que vendrá con una ofensiva publicitaria.
  9. Seria importante  retomar las propuestas de Río 92 y revalorizarlas y contrastarlas con lo propuesto ahora por el capitalismo verde.
  10. Es necesario resucitar el principio de precaución como se acordó en Río hace 20 años. La economía verde necesitara algunos vigilantes de confianza.
  11. Sobre la tecnología que será la herramienta por excelencia de la economía Verde  sería importante recrear una idea aprobada en Río 92 de sobre un organismo internacional regulador. Una propuesta respaldada por varios grupos importantes en Naciones Unidas, es el establecimiento de un mecanismo formal para evaluar las tecnologías nuevas y emergentes —algo como una Convención Internacional para la Evaluación de Nuevas Tecnologías, . Tal convención podría advertir a tiempo a los gobiernos sobre las imperfecciones de las opciones tecnológicas antes de que sean puestas en operación.


Algunas preguntas

En este escenario podríamos decir que aparecen dos propuestas de economía verde: la de los banqueros y la de las organizaciones sociales ¿cual prevalecerá? ¿Será una mezcla producto de negociaciones? ¿Si es así quienes serán los negociadores? Y frente a la posibilidad de una mezcla ¿cuánto de economía ecológica puede asimilar el capitalismo sin perder su esencia? ¿Imaginamos una gran movilización internacional por esta nueva economía verde que en el sentido que queremos le cambiaría la vida a la mayoría de los habitantes del planeta?
¿Quienes impulsarían esa movilización?
¿Cómo operaran los millones de dólares volcados a esta propuesta sobre los distintos sectores que desarrollan actividades sociopolíticas?
¿Cuál será el rol de la Central Sindical Internacional dentro de estas propuestas?
¿Qué participación tendrá el movimiento de los trabajadores en cada una de ellas?

Es por lo expuesto que creemos necesario que este tema se comience a tratar  y difundir no solo en la agenda sindical, sino que se elaboren propuestas y estrategias a  nivel nacional  para ser elevadas conjuntamente con otros países de la región en los organismos internacionales de referencia; puesto que este tipo de decisiones en el mundo globalizado de hoy  nos repercuten a todos

 

Fuentes
 

Introducción a la Ecología de Mercado- Fred L. Smith- Instituto de Ecología y Mercado-1998

“Economía verde” para paliar los efectos del calentamiento global según Krugman
- Trinitro- Abril 2010

El peligroso camino hacia Río+20
 Silvia Ribeiro- Blog de ETC Group- Enero 2011

Empleos Verdes OIT-Pagina WEB OIT Septiembre 2008

Empleos Verdes-Hacia el trabajo decente en un mundo sostenible y con bajas emisiones de carbono
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)- Septiembre de 2008,

¿Geoingeniería? ¡No, gracias!
- Silvia Ribeiro, La Jornada-23 de Noviembre 2010

Hacia una economía verde: Guía para el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza - Síntesis para los encargados de la formulación de políticas. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, 2011

La economía verde: una transformación para abordar crisis múltiples
Declaración interinstitucional del sistema de las Naciones Unidas-2008

La Nueva Ofensiva del “Capitalismo Verde”
SENA-Fobomadem- Octubre  2010

Mercantilización e industrialización de alimentos y naturaleza                 
 Grupo de Estudios Agroecológicos (GEA)      Abril de 2009

Río+20: ¿Una nueva economía verde, o la misma vieja economía maquillada?
Jim Thomas- blog de ETC Group- Abril  2011

¿Un capitalismo verde?
Óscar Cubo Ugarte- Grupo de Investigación: Ontología, Lenguaje y Hermenéutica (ONLENHER)Facultad de Filosofía, Madrid, España- 2010

Capitalismo Verde
Enildo Iglesias- Rel-UITA
Diciembre de 2003

Claves para una economía verde
José Hilario Gómez- Revista Estrategia & Negocios-Julio de 2011

Cronología de las Cumbres del Cambio Climático- blog verde Dforceblog.com

Capitalismo verde
una mirada a la estrategia del BID
en cambio climático- Diego Rodríguez Panqueva- CENSAT-Agua Viva-Abril 2011

La Economía Verde desde una perspectiva
de América Latina- Alfredo Serrano Mancilla y Sergio Martín Carrillo- Fundación Friedrich Ebert -Julio 2011-

El pretexto climático- por Thierry Meyssan- Voltaire, Edición Internacional- Abril 2010

Nuevo acuerdo verde global
informe de política
Programa de la Naciones Unidas para el Medio Ambiente- Marzo 2009

ONGs ambientalistas al servicio del capitalismo verde en Cancún
Redacción Bolpress-diciembre 2010

Un verde muy sucio
Por ETC Group- La Jornada, 12 de febrero de 2011

Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra-Pagina WEB

MarViva es Avina (La metáfora del queso de Gruyère)Paco Puche -Revista El Observador  Setiembre de 2010