d
Salud vs. Desarrollo
Boletín Informativo Nº 12
Las cuestiones ambientales están hoy en el centro de la escena política y son motivo de muy serias contradicciones. Conflictos ambientales cruzan toda América del sur, habitantes tanto de zona rurales como urbanas se movilizan y sus reclamos apuntan a la modificación o el cese de las actividades productivas de las zonas en conflicto.

Estas situaciones ambientales surgen a partir de que la introducción de tecnologías en las últimas décadas que están creando un alto grado de contaminación ambiental que altera la naturaleza y afecta  las condiciones básicas para el desarrollo de la vida y la actividad humana.

Pero estos reclamos son percibidos por los gobiernos de la región como trabas para el desarrollo económico y una limitación en los ingresos del Estado. Existe la convicción en los gobernantes que es necesario explotar al máximo los recursos naturales del continente aprovechando los altos precios de las materias primas en los mercados globales, para  que el Estado capte parte de esa riqueza y así financiar planes de asistencia para sacar de la indigencia y la pobreza a los sectores tradicionalmente postergados

Han surgido duras acusaciones hacia los participantes en los conflictos y se los califica de  ludistas, románticos que quieren la naturaleza para contemplarla, elitistas que no consideran que el desarrollo mejorara la realidad de los que menos tiene, hasta ser funcionales a los intereses de aquellos  que no quieren el desarrollo de las economías del sur

Se plantea también que el ambientalismo es un lujo que sólo se pueden dar los más ricos, y por eso no es aplicable en América Latina hasta tanto no se supere la pobreza,

Esta postura sobre el  desarrollo poco tiene que ver con la idea de desarrollo sostenible que se declama y tiene más que ver con un desarrollo con daños colaterales no deseados pero imposibles de eliminar,..“El costo del desarrollo”

Esta concepción se parece mucho a la de la guerra, algo no deseado con daños colaterales pero necesarios para evitar un mal mayor.

Estos daños no se pueden minimizar ni justificar ya que múltiples investigaciones nos muestran  que productos químicos tóxicos ahora están presentes en cada cuerpo, incluso en los de los recién nacidos.

Ante estas situaciones severamente contradictorias creemos que ha llegado la hora de analizar seriamente este modelo de desarrollo , ver si existen otras alternativas, desnudar los mitos, analizar el modelo energético para ver en que gastamos la energía y si realmente este sistema de costos altísimos para la salud está generando inclusión, redistribución de la riqueza y bienestar o si sucede todo lo contrario.

Es un debate necesario hacia el conjunto de la población que en su mayor parte solo es conciente del problema cuando es afectada directa y gravemente.

Es posible que haya dudas ante muchas situaciones de cuestionamiento de procesos y productos que son motivo de movilizaciones pero si respetamos  la constitución y la ley se debe aceptar la aplicación generalizada del Principio de Precaución, ante posibles riesgos ambientales, sobre el medio ambiente y las personas.

En este número analizaremos casos de conflictos ambientales que aparecen ante daños a la salud de las personas y los ecosistemas.

d
Los Conflictos Ambientales
Los conflictos ambientales que se han presentado en los últimos años son el reflejo del enfrentamiento entre la economía, el desarrollo y el medio ambiente. Son consecuencia del modelo de desarrollo vigente que prioriza la lógica de la ganancia y la explotación intensiva de los recursos naturales lo cual termina generando grandes impactos negativos, a los ecosistemas y a la salud de las personas.